24/09/2018

infoBaires

Ciudad

El Pro y el Síndrome de la Puerta 12

Muchos dirigentes de segunda y tercera línea del macrismo que migraron luego del resonante triunfo electoral de Mauricio Macri hacia puestos en el ámbito nacional y de la provincia de Buenos Aires empiezan a ver con preocupación su futuro laboral. Es que la pronunciada devaluación que afectó a la economía argentina durante estos primeros 6 […]

Muchos dirigentes de segunda y tercera línea del macrismo que migraron luego del resonante triunfo electoral de Mauricio Macri hacia puestos en el ámbito nacional y de la provincia de Buenos Aires empiezan a ver con preocupación su futuro laboral.

Es que la pronunciada devaluación que afectó a la economía argentina durante estos primeros 6 meses del año sin duda cambió el humor social y puso más que en duda lo que hasta las fiestas de Fin de Año parecían unas seguras reelecciones del propio Macri y de María Eugenia Vidal.

El sueño de prolongar la experiencia de Cambiemos hacia la nueva década pasó a entrar en la zona de los grises y por lo tanto son muchos los funcionarios que ven con buenos ojos empezar a pegar la vuelta a la Ciudad de Buenos Aires, ya que consideran que Horacio Rodríguez Larreta es hoy por hoy quien mantiene chances ciertas de reelección.

Por eso, y aludiendo a la tragedia ocurrida hace 50 años en la cancha de River, cuando más de 70 simpatizantes de Boca fallecieron al intentar dejar el estadio en medio de una multitud que pugnaba por acceder a la calle por una estrecha salida, secretarios, subsecretarios y directores, que recalaron en el ámbito nacional, provincial y hasta en municipios del conurbano, ya piden pista para hacer pie en las siempre cómodas oficinas porteñas y la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

¨Con el dólar quieto pensábamos que había Mauricio y María Eugenia para rato, pero ahora ya no hay seguridad de conservar el trabajo después de Diciembre del 2019¨, confió a Infobaires un dirigente de larga militancia en el Pro que se mudó a uno de los ministerios nacionales.

Otro joven macrista que pudo recalar en un municipio de la zona Sur aseguró que ¨ya tiré un par de redes para ver si puedo volver a la ciudad. Esto se termina pronto y en Diciembre del año que viene va a ser una pelea despiadada para entrar al GCBA¨.

En los organismos descentralizados la situación es muy parecida. ¨Mi jefa había pedido un puesto mejor en los museos nacionales, pero ahora se arrepintió y dijo que prefiere quedarse en la Ciudad¨, confesó un asesor que sobrevive a la gestión porteña desde la época de Facundo Suárez Lastra.

En la Legislatura porteña esa situación se comprueba en la casi nula movilidad de diputados oficialistas a cargos nacionales o provinciales. “Antes la mayoría se iba corriendo si le ofrecían un puesto de importancia en la Nación. Pero desde un hace tiempo de ese tema ya no se habla más¨, relató un diputado con origen en una de las fuerzas aliadas del Pro.

 

 

Comentarios