18/04/2021

infoBaires

Política

Indagan al abogado que mató al cerrajero en el microcentro

La indagatoria a Silvio Guillermo Martinero será este mediodía en el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción 13, a cargo del juez Luis Zelaya, ubicado en el quinto piso del Palacio de Tribunales.

El abogado que el martes mató de un tiro a un cerrajero inocente cuando disparó contra dos motochorros que le arrebataron una mochila con 50.000 dólares en el microcentro porteño será indagado este miércoles por el juez de la causa, quien le imputará el delito de homicidio simple, informaron fuentes judiciales.

La indagatoria a Silvio Guillermo Martinero (45) será este mediodía en el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción 13, a cargo del juez Luis Zelaya, ubicado en el quinto piso del Palacio de Tribunales.

Martinero pasó la noche alojado en la alcaidía del subsuelo del Palacio de Tribunales, Unidad 28 del Servicio Penitenciario Federal (SPF), y a las 10.30 ya se encontraba en el juzgado realizando la entrevista previa con su defensor.

Si bien la carátula recién se definirá en caso de que el juez lo procese, según las fuentes, el magistrado le imputará el delito de homicidio simple con dolo eventual al entender que el martes, al disparar su pistola Glock calibre .40 de la forma en la que lo hizo en plena calle San Martín al 500 contra los dos ladrones que huyeron en moto con su bolso, debió representarse la posibilidad de balear a un inocente, como ocurrió con la víctima, el cerrajero uruguayo Daniel De Negri (56), y no hizo nada para evitarlo.

Con esta calificación, en el caso de que en un futuro juicio oral sea considerado culpable, Martinero podría ser condenado a una pena de entre 8 y 25 años de prisión.

El juez también le imputará una portación ilegal de arma de fuego, ya que sus credenciales como legítimo usuario y portador de armas de fuego están vencidas desde 2012, confiaron voceros judiciales.

El penalista, vinculado a militares y “cuevas financieras” y además mencionado en causas resonantes como el triple crimen de General Rodríguez -por haber sido abogado de Sebastián Forza-, y la mafia de los medicamentos, será defendido en la causa por su colega Leonardo Rombolá.

El martes, Rombolá adelantó que la estrategia de la defensa será intentar demostrar que Martinero actuó en legítima defensa porque, según su versión, cuando le arrebataron la mochila con el dinero, uno de los ladrones “le apoyó un arma en la cintura” y su cliente extrajo el arma y disparó porque advirtió que estaba en peligro su vida.

Respecto de la muerte del cerrajero, Rombolá comentó que «si se llega a determinar que la bala que mató al hombre salió de su arma, lo que podíamos llegar a tener es un homicidio culposo», delito excarcelable que prevé penas que van de seis meses a cinco años de prisión.

El hecho ocurrió a las 9.26 de la mañana del martes cuando Martinero llegaba a sus oficinas de la calle San Martín 551, entre Tucumán y Lavalle, pleno microcentro porteño, y fue abordado en el hall de entrada por un delincuente que le arrebató una mochila donde aparentemente llevaba 50.000 dólares y documentos.

En la causa hay un video clave tomado por las cámaras de una casa de cambio de la cuadra en el que se observa cómo ese ladrón se monta a una moto donde lo esperaba un cómplice y ambos escapan a toda velocidad.

Luego, se ve que detrás sale Martinero efectuando disparos con su pistola en dirección a los motochorros, pero éstos escapan y uno de los balazos le da por la espalda a De Negri cuando caminaba por la vereda de enfrente y cayó malherido a la altura de un edificio de San Martín 576, donde a los pocos minutos falleció.

Comentarios