21/04/2021

infoBaires

Política

Cristina acordó con Scioli hacer una «oposición constructiva»

La presidenta recibió en Olivos a la fórmula del FPV. No difundieron fotos de la cita, pero trascendió que coincidieron en el análisis del comicio.

Las dos figuras más importantes del FPV para los próximos tiempos –la presidenta Cristina Fernández y el ex candidato presidencial Daniel Scioli- se encontraron ayer en Olivos y mantuvieron una charla de cerca de una hora. De la reunión también participó el secretario legal y técnico Carlos Zannini, número dos de la fórmula que el domingo obtuvo 12,2 millones de votos. Los tres dirigentes analizaron los resultados de la elección y coincidieron en algunos (primeros) balances: se destacó la muy buena performance obtenida por Scioli y el FPV tras 12 años de gobierno, se concluyó que buena parte del crecimiento electoral desde el 25 de octubre al balotaje se debió al involucramiento de miles de argentinos sin pertenencias orgánicas, e incluso sin participación pública previa, que salieron a hacer campaña por sus derechos, informó Tiempo Argentino.

Otra de las conclusiones que surgió en Olivos fue que tanto Scioli como Cristina –que deja su mandato en menos de dos semanas- saben que tienen un compromiso con el 48,59% de los votantes que acompañaron al candidato del kirchnerismo en su pulseada con el representante de la centroderecha.

El apoyo electoral de casi la mitad de los argentinos, según el escrutinio provisorio, implica asumir que en los años próximos, con Macri en el gobierno, los principales dirigentes del FPV deberán proteger y representar políticamente a esa significativa franja de la población. Esa tarea se realizará desde una oposición que, según lo que dejaron trascender a Tiempo desde el entorno de uno de los tres participantes, será “propositiva y constructiva”.

El diálogo a solas de Scioli con la presidenta y Zannini comenzó pasadas las 18. Otra de sus evaluaciones fue que el mapa político resultante tras el balotaje abre interrogantes para la acción de gobierno de Cambiemos, con un Parlamento en minoría y una conformación de su propia alianza que se perfila como no exenta de tensiones, por las diferencias que se van notando entre el PRO, la UCR, la CC y otros espacios. Según lo que trascendió de la reunión, tanto CFK, al igual que Scioli y Zannini se mostraron confiados en que la tarea de recomponer los liderazgos dentro del peronismo –a partir de diciembre en la oposición- será más sencilla que la de administrar las distintas improntas personales y de tradición partidaria que existen dentro de la alianza Cambiemos.

En el análisis de la elección, se consideró asimismo como una variable muy positiva -y esperanzadora para el tiempo que viene- el porcentaje final de electores que terminó eligiendo a Scioli: ese 48,59% refleja que el FPV no sólo fue acompañado por el llamado «núcleo duro» del kirchnerismo (en primera vuelta Scioli cosechó cerca del 37% de los votos) sino también por una “gran diversidad” de sectores sociales, económicos y políticos. De acuerdo a los allegados a Scioli, el clima en el encuentro con Cristina fue “muy cordial”. El domingo mismo por la noche, tras conocerse los resultados, la presidenta inició los primeros pasos para la transición institucional: lo llamó a Macri, lo felicitó y lo invitó a conversar en Olivos en una cita que se concretará hoy a las 19.

Scioli hizo saber que pretende seguir haciendo política, con un eje puesto en las relaciones internacionales (su candidatura lo convirtió en una figura muy conocida en Sudamérica, sobre todo entre los presidentes de signo progresista y popular) y un acento en la defensa de los sectores más vulnerables. Continuará con su labor a través de la fundación DAR y a mediados de diciembre, tras el traspaso del mando en la gobernación a María Eugenia Vidal, no se descarta que haga un viaje temporario a Italia por razones médicas y de descanso. Pero no se instalará allí de modo definitivo, como había circulado en una versión anónima de las últimas horas.

En el caso de CFK, sus próximos pasos incluirían una aparición en público el último día de su mandato, el 9 de diciembre, en un discurso que podría ser la despedida y una buena ocasión para que la porción de la sociedad que la quiere y respeta le pueda demostrar su reconocimiento.

Ayer por la mañana, pocas horas después de presentarse ante las cámaras de TV en el búnker del hotel NH, Scioli mantuvo una larga entrevista con el periodista Oscar González Oro en Radio 10. Con momentos de mucha emoción, sobre todo por parte de González Oro, quien asumió un riesgo personal durante la campaña y aceptó ser el presentador de los actos de Scioli, el gobernador y ya ex candidato advirtió que el resultado tan parejo del balotaje implica un “gran desafío para Macri”.

“Todas las estimaciones decían que íbamos a estar por debajo del resultado que se dio ayer, y la cosa quedó muy pareja”, evaluó Scioli, quien se mostró muy agradecido por la incorporación a su campaña de argentinos sin experiencia pero con mucha vocación, por fuera de las estructuras partidarias. “En los últimos días vi el fervor y el respaldo de gente que nunca había participado activamente en la política y que, de repente, se organizó a través de las redes sociales. Creo que eso es el motivo del resultado”, subrayó.

«Hay que ver si los cambios son para bien»

El ex candidato a presidente del FPV, Daniel Scioli, afirmó que sintió «respaldo y reconocimiento en las urnas por parte de los 12 millones 200 mil argentinos» y agregó: «Lo logré con la libertad de no disfrazarme de lo que no soy, si llegaba tenía que ser con mi visión del país».

En diálogo con Radio 10, el actual gobernador bonaerense analizó que «ahora (el presidente electo Mauricio) Macri tiene enorme responsabilidad sobre todas las expectativas que se han generado alrededor del cambio» y agregó: «La palabra cambio es muy atractiva y convocante y ahora llega la hora de la verdad, hay que ver si esos cambios son para bien.» Scioli señaló que todas las estimaciones decían que el FPV «iba a estar por debajo del resultado que se dio ayer y la cosa quedó muy pareja, eso le genera un gran desafío a Macri». «En los últimos días vi el fervor y el respaldo de gente que nunca había participado activamente en la política y que de repente se organizó a través de las redes sociales, creo que eso es el motivo del resultado», sostuvo. El ex candidato se refirió también a «la juventud militante» que lo acompañó en la Plaza de Mayo:»Son jóvenes que tienen vocación de participar, le sacan tiempo a su familia, no son indiferentes, me dieron abrazos inolvidables que los sentí como un reconocimiento a mi esfuerzo».

Comentarios