21/04/2021

infoBaires

Ciudad

Uno de cada tres taxis porteños usan el código QR para verificar sus datos

Más de 12.000 vehículos de alquiler porteños incorporaron información digital de utilidad para la seguridad de los pasajeros; a fin de año alcanzaría a toda la flota.

Uno de cada tres taxis porteños ya se encuentra registrado en un nuevo sistema de gestión de datos que comenzó a aplicarse a partir de marzo. La novedad principal es la puesta en marcha de un código QR que se ubica en la ventanilla trasera de los vehículos y está a disposición de los pasajeros para que puedan corroborar los datos del chofer y del automóvil de manera online y en cualquier sitio de la ciudad.

Además, se incorporará una tarjeta inteligente en los taxis que contiene los datos del chofer con su foto actualizada, la licencia y su fecha de vencimiento y el estado de la habilitación del taxi. Y que impide su falsificación. La medida, que a fin de año alcanzaría a toda la flota de vehículos, aún genera desconocimiento entre los taxistas, ya que la mayoría de las personas consultadas por LA NACION la tomaron con cierta indiferencia (ver aparte).

El código QR y la tarjeta inteligente son parte de las modificaciones en el sistema de control con el objetivo de garantizar la seguridad de los pasajeros y también de los taxistas. Unos y otros han sido víctimas de hechos violentos y con estas aplicaciones se apuesta a reducir el número de casos.

En total son 12.650 taxis los que ya tienen ambos recursos, según informó a LA NACION la Subsecretaría de Transporte y Tránsito de la ciudad. La flota total, que constituye uno de los principales ejes del transporte público porteño, cuenta con 37.000 taxis y es, en cantidad, comparable con las de París, Madrid, Roma y Berlín.

La utilización de los códigos QR (quick response o respuesta rápida) en los taxis es la incorporación más importante de la renovación de los sistemas de registro, como lo había adelantado LA NACION en abril pasado. Este elemento le brinda al chofer del vehículo la posibilidad de corroborar los vencimientos de su licencia desde su celular. También le permite al usuario comprobar los datos de la persona con la que compartirá el próximo viaje.

Además, logra optimizar los controles en vía pública, ya que los inspectores de tránsito podrán, mediante la tarjeta inteligente, tener mayor accesibilidad a los datos y consultar en tiempo real los registros del Registro Único del Servicio Público de taxi (Rutax).

Información fácil y rápida, transparencia, controles más eficientes y, principalmente, mayor seguridad son los objetivos que se pretende alcanzar con la aplicación de los códigos QR.

Los taxis que aún no incorporaron los cambios cuentan sólo con un holograma facilitado por el gobierno de la ciudad; los vehículos que se sumaron hoy tienen un parche de seguridad holográfico que impide la reproducción y falsificación, un logo emitido por la administración porteña en tinta invisible que sólo se visualiza con luz violeta y otra leyenda por microimpresión que impide el duplicado.

Comentarios