12/04/2021

infoBaires

Política

Macri le cerró la puerta a Massa

Envalentonados con el crecimiento lento pero constante de María Eugenia Vidal en las encuestas triunfó dentro del PRO la postura de apostar por el cambio y no aceptar la gran interna abierta a nivel nacional con Sergio Massa y en la Provincia con Francisco De Narváez, pese a las presiones de éste último.

La mesa política del PRO decidió este lunes rechazar una gran interna abierta en la provincia de Buenos Aires con el Frente Renovador (FR) de Sergio Massa y Francisco De Narváez, para ratificar así a María Eugenia Vidal como única candidata a gobernadora del macrismo, con la presencia del precandidato presidencial y líder del bloque, Mauricio Macri.

Según indicaron fuentes partidarias en el encuentro la mayoría de los asistentes coincidió en descartar un acuerdo con el FR en sus dos posibilidades: para que Macri compita en una interna presidencial con Massa y Vidal en la bonaerense con De Narváez.

Además de Macri y Vidal, de la reunión participaron el armador partidario y ministro de Gobierno, Emilio Monzó; el asesor Jaime Durán Barba; el secretario general de Gobierno, Marcos Peña; el intendente de Vicente López, Jorge Macri; y el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta.

Durante el encuentro Macri respaldó la posición de Peña y Durán Barba de «no abrir el juego a otras fuerzas para no perder coherencia en el discurso del cambio». En la mini cumbre también quedó designado Jorge Macri como jefe de la campaña provincial, ampliaron las fuentes.

Vidal será la única candidata del PRO y hay versiones de que llevará como compañero de fórmula a un dirigente radical: Juan Gobbi o Daniel Salvador, aunque aún no está definido.

Uno de los asistentes de la reunión expresó que el precandidato presidencial del radicalismo, Ernesto Sanz, ya comunicó formalmente que no llevará candidato a gobernador propio por lo que tanto Macri como el presidente de la UCR llevarían a la vicejefa de Gobierno en sus boletas en caso de confirmarse que competirán en las primarias presidenciales.

Este mismo lunes De Narváez y otros dirigentes cercanos a Massa habían reiterado públicamente la propuesta para que «la gente ordene a la oposición» y evitar un nuevo triunfo del oficialismo en las elecciones nacionales y provinciales que se desarrollarán conjuntamente el 9 de agosto y el 25 de octubre.

Lo cierto es que la llegada de Massa al armado ya acordado entre Macri, la UCR y Elisa Carrió sin duda implicaría romper al menos con la líder de la Coalición Cívica, la primera en aceptar una foto con el Jefe de Gobierno y eso no lo olvida.

«Lilita no quiere saber nada con Massa y en el radicalismo esa opción perdió la votación interna. Sería retroceder y pegarnos a un ex oficialista en vez de ir por el cambio», confiaron en diálogo con adnciudad.com.

Comentarios