22/04/2021

infoBaires

Ciudad

Advierten sobre irregularidades en un endeudamiento contraído por Metrovías con Banco CMF

La operadora del subte ofreció al banco como garantía el 40% de los derechos de cobro sobre los subsidios que le otorga la administración de Mauricio Macri.

El análisis precisó que Metrovías contrajo en noviembre de 2013 un préstamo a un año con el banco CMF por $ 30 millones, a comenzar a pagar en marzo de 2014, con una tasa Badlar más 10 puntos porcentuales, equivalentes a un interés de 35% anual, más del doble de lo que en promedio se abonaba en ese momento por una operación similar.

Además, el dinero fue pedido con el objetivo de destinarlo a capital de trabajo, variables cuyo sostenimiento estaba garantizado por contrato, por los subsidios que le otorga a Metrovías el gobierno porteño.

La operadora del subte ofreció al banco como garantía el 40% de los derechos de cobro sobre los subsidios que le otorga la administración de Mauricio Macri.

Pero la empresa del gobierno porteño Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (Sbase), transfirió en diciembre del ese mismo años a la entidad financiera $ 51,7 millones.

Este hecho fue constatado por la Auditoría de la Ciudad de Buenos Aires, que llevó adelante un trabajo de verificación de la adecuación legal, financiera y técnica del Acta Acuerdo de Operación y Mantenimiento (AOM) que se firmó entre el gobierno porteño y Metrovías.

El informe de la Auditoría señaló que “de los aportes estatales correspondientes a los meses de noviembre y diciembre 2013, la operadora recibió el 60% ($ 83.978.210,40) ya que el 40% restante ($ 51.717.835,00) fue transferido al Banco CMF, en concepto de pago del préstamo que Metrovías mantenía con dicha entidad bancaria”.

CMF es una de las 39 empresas que tenía archivos guardados en el depósito de Iron Mountain en Barracas, que se incendió en febrero de 2014, provocando la muerte de 10 bomberos; siniestro que fue calificado como intencional por la Policía Federal.

De común acuerdo entre el banco y Metrovías, hubo un período de gracia para la devolución del capital, que se comenzó a pagar a partir de marzo de 2014 en 12 cuotas consecutivas, de forma tal de abonar el último compromiso de capital el 1 de febrero de 2015.

Por el contrario, los intereses, según surge del contrato, no tuvieron período de gracia, por lo que comenzaron a pagarse todos los primeros de cada mes desde la fecha de desembolso.

Asimismo, el CMF retuvo el 1,5% (más IVA) del monto total del contrato, lo que significó $450.000 en concepto de comisión por asesoramiento y estructuración de la operación.

En el Balance Contable del Fideicomiso que administra Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (Sbase), y a través del cual se canalizan diferentes pagos relacionados con el subte. surge que se giró en 2013 al Banco CMF la suma de $ 51.717.835, la cual resulta 72,4% superior a los $ 30 millones obtenidos por Metrovías.

El informe del Laboratorio de Políticas Públicas indicó al respecto que «en este contexto, donde la ecuación económico financiera de Metrovías se encuentra plenamente garantizada por el Estado porteño, el préstamo se presenta como un interrogante aun sin respuesta».

«Sumado a ello, desconocemos por qué la suma retenida y girada por SBASE al banco acreedor supera el monto total del préstamo y sus intereses. Y si posteriormente esa diferencia fue devuelta por el Banco CMF a Metrovías o al Fondo Subte», subrayó el análisis.

Además, remarcó que «resulta llamativo que la empresa Metrovías haya pedido un préstamo para capital de trabajo cuando la totalidad de sus costos están cubiertos por los ingresos por venta de pasajes y los subsidios».

En ese sentido, puntualizó que «incluso los subsidios que le paga SBASE se liquidan previo a la fecha de pago de salarios a fin de que la empresa no tenga un descalce financiero en sus operaciones».

Sobre el interés pagado, conformado por la Badlar más 10 puntos porcentuales, el informe subrayó que «en octubre de 2013 se colocaron en el mercado 20 fideicomisos financieros con diferentes grados de riesgo asociado y plazos de repago».

Precisó que «todos ellos tuvieron un plazo de repago mayor a los 15 meses, con un riesgo asociado mayor».

Sin embargo, puso de relieve que «el fideicomiso financiero que tuvo que pagar el mayor margen sobre la tasa variable fue Red Mutual con un margen de 4,74 puntos porcentuales sumados a la Badlar, muy por debajo de los 10 puntos que pagó Metrovías para contraer el préstamo bancario».

«Desconocemos por qué Metrovías habría pagado una tasa mayor a la abonada por otros deudores del mercado financiero. Y si esta conducta mereció algún tipo de observación por parte de su autoridad de control», concluyó el informe.

Comentarios