14/08/2020

infoBaires

Sociedad

Accidentes de tránsito: subió la mortalidad por el uso de motos

Aumentan desde 1998. Si bien muchos países cuentan con legislaciones sobre el uso de cascos, el grado de cumplimiento es bajo. En la Argentina, apenas el 46% los utiliza. También es bajo el uso del cinturón de seguridad.

Los accidentes de tránsito fueron la causa de casi 150 mil defunciones en América Latina y el Caribe durante 2010, el año elegido por la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud para analizar la «Situación de la Seguridad Vial en la Región de las Américas». Así se llama el informe que realizaron en conjunto, donde se advierte además sobre la necesidad de avanzar en legislaciones protectoras de las poblaciones más vulnerables. Un dato es que más de la mitad de esas muertes fueron de peatones (27%), motociclistas (20%) y ciclistas (3,7%). En el caso de la Argentina, algunas de esas proporciones son levemente mejores: de las defunciones totales, un 10% correspondieron a motociclistas y un 15% a peatones, retrató Tiempo Argentino.

El informe hace especial hincapié en el crecimiento del uso de motocicletas, y sobre cómo fueron convirtiéndose en una de las formas más frecuente de transporte en la región. «También están convirtiéndose en una fuente de preocupación cada vez mayor. Un análisis reciente de los datos de mortalidad permitió observar que las tasas relacionadas con el uso de motocicletas habían subido de forma considerable en todas las subregiones entre 1998 y el 2010, incluso en las subregiones donde las tasas eran bajas», indican los organismos internacionales.

El informe se difundió ayer en el marco de la tercera Semana Mundial de la Seguridad Vial de la Organización de las Naciones Unidas, que se desarrolla entre el 4 y el 10 de mayo, y muestra que los accidentes de tránsito también están determinados por las desigualdades regionales. Las zonas de los Andes, Mesoamérica y el Cono Sur soportan una carga desproporcionada de defunciones en relación al volumen total de vehículos que registran, mientras que América del Norte acusa menos de un tercio de las muertes en colisiones viales de la región, a pesar de contar con las dos terceras partes de los vehículos registrados. Además en América del Norte, la mayor proporción de muertes se registra entre ocupantes de autos, con un 70% frente a un 12% de peatones. Mientras que, en sentido contrario, un 44% de las muertes en las vías de tránsito en el Caribe hispano parlante corresponde a motociclistas.

El informe indica además que la probabilidad de morir en las vías públicas de cada subregión es todavía mucho mayor entre los hombres, un modelo que se ha mantenido constante en los últimos años. Los varones aún representan el 81% de las muertes en el Cono Sur, casi igual al 80% de la Argentina. También hay datos significativos respecto de la distribución por edades. En la Región, los traumatismos causados por el tránsito son la segunda causa de muerte de personas de edades comprendidas entre los 15 y los 24 años.

Las Motos

En relación a la Argentina, el estudio estima una tasa de uso del casco del 46% entre conductores y un 24% entre pasajeros, ambos datos obtenidos de la Agencia de Seguridad Nacional. Otro informe reciente del Observatorio de esa dependencia aporta además que existen grandes diferencias en cuanto a su utilización según se trate de una vía urbana (donde se utiliza en un 38,6%) o no urbana (donde se utiliza en un 80,3%). También advierte que cuando el conductor del motovehículo no utiliza casco, los acompañantes tampoco lo hacen en nueve de cada diez oportunidades.

En paralelo, el informe advierte sobre otro tema que toca de cerca al país: el aumento de los niveles de motorización, impulsados por el crecimiento económico de la última década. «La población está pasando de modos de transporte no motorizados, como caminar o montar bicicleta, a modos motorizados, como los vehículos de pasajeros o las motocicletas», agrega. Al observar las tasas de vehículos registrados por cada 1000 habitantes por país y subregión, las tasas más elevadas siguen siendo las correspondientes a Canadá y Estados Unidos, los dos países de ingresos altos de la Región. Sin embargo, Argentina y Uruguay son dos países que le siguen, bastante por encima de Brasil, México, Colombia o Venezuela.

En relación a la prevención de estas muertes y accidentes, el estudio pone el foco en la promulgación y la aplicación de leyes nacionales y hace una advertencia grave: el progreso de la legislación acerca del uso del cinturón de seguridad se ha estancado. Sólo siete de los 21 países que han aprobado leyes nacionales sobre el cinturón de seguridad califican su aplicación como eficaz.

En el caso de la Argentina, los organismos estimaron una efectividad de cinco puntos sobre diez, al tiempo que advirtió un uso solo del 29% en asientos delanteros y un 11% en los traseros.

Además del uso de cinturones de seguridad, la encuesta recopiló información relativa a las normas de control de velocidad, conducción bajo los efectos del alcohol, uso del casco y sistema de retención infantil y advirtió que, a pesar de las mejoras legislativas en muchos países, apenas el 2,8% de la población de la región está protegida por leyes nacionales que abarcan los cinco factores de riesgo y protección fundamentales.

En el caso de Argentina, si bien se cuenta con esas cinco leyes, la aplicación de muchas de ellas sigue siendo problemática. Por ejemplo, si bien existe una ley nacional sobre uso del casco en motociclista que se aplica a conductores y pasajeros, según la OMS su efectividad es 6 puntos sobre 10. En el caso de la ley vinculada a la conducción de vehículos bajo los efectos del alcohol, esa eficacia fue de 6 puntos, con una estimación del 33% de defunciones en accidentes a causa de esa infracción.

El estudio señala además que, de los países participantes en la encuesta, el 84% cuentan con un organismo nacional principal a cargo de la seguridad vial, pero sólo 12 países informaron tener un presupuesto anual exclusivo, lo que indica una diferencia entre el compromiso y la ejecución de medidas preventivas.

Infonews

Comentarios