21/04/2021

infoBaires

Política

Proponen sancionar el acoso callejero

La diputada porteña Gabriela Alegre presentó un proyecto de Ley de prevención y sanción del acoso sexual en lugares públicos. «Proponemos que de manera permanente el Estado realice campañas de difusión y sensibilización», explicó.

«Creemos que es deber del estado contribuir a la sensibilización y concientización sobre una práctica que genera en sus víctimas miedo, humillación y ofensa. Se trata de situaciones que pueden generar consecuencias traumáticas en las personas que la sufren y que no deben minimizarse, a pesar que estén instaladas como algo común en nuestra sociedad», afirmó la diputada Gabriela Alegre al presentar un proyecto de Ley de prevención y sanción del acoso sexual en lugares públicos.

A lo que añadió: «Nuestro proyecto de ley busca que la Ciudad se comprometa en la lucha por desnaturalizar y hacer visible el acoso sexual callejero como un problema que sufren mayoritariamente las adolescentes mujeres, pero del cual no están exentas personas de cualquier género u orientación sexual».

Asimismo, sostuvo: «Proponemos que de manera permanente el Estado realice campañas de difusión y sensibilización, que elabore y distribuya material sobre las características del acoso sexual en lugares públicos y las vías para denunciarlo. Asimismo, planteamos el desarrollo de talleres, jornadas y otras acciones pertinentes para abordar la problemática en el ámbito educativo.

Alegre también sostuvo: «Además, teniendo en cuenta las dificultades con que se enfrentan las víctimas al momento de realizar denuncias por acoso callejero, encomendamos a la Policía Metropolitana a desarrollar un protocolo de actuación ante dichas denuncias que respete la normativa local, nacional e internacional de protección de los derechos humanos».

El Código Contravencional ya contempla una figura para sancionar el acoso, que es la de «hostigamiento, maltrato e intimidación» (artículo 52), es en la que actualmente se encuentran estos casos, lo que se propone es que la sanción debe agravarse cuando la conducta tenga connotación sexual. El código ya prevé agravante a la pena cuando la víctima del hostigamiento sea menor de 18 años y cuando la contravención la cometan dos o más personas.

«Entendemos que es función de los legisladores intervenir en la prevención y la sanción de conductas que producen daños y lastiman, aunque sean consideradas inofensivas para gran parte de nuestra sociedad. Esperamos que este proyecto pueda ser tratado con seriedad y compromiso por la Legislatura porteña integrada mayoritariamente por hombres, como todavía lo están todos los poderes del Estado», concluyó Alegre.

Comentarios